Bienvenidos a la página web y blog de el Foro de Debate Cádiz 2012 - Hoy es día:   |  Síganos en:  Facebook -  Twitter -  Google+
FORO DE DEBATE CÁDIZ 2012

"Un proyecto de futuro para un Cádiz renovado, moderno y sostenible"

La creación de la “Marca Cádiz”: La Imagen global urbana de la ciudad

Encontrar las fuentes del crecimiento económico ha sido objeto de debate y controversia en la ciencia económica. La importancia de los factores o agentes que hacen prosperar lugares, regiones y naciones ha variado en el tiempo. Sería a partir de la década de los treinta del pasado siglo cuando se analiza la función destacada que el sector terciario, los servicios  –entre ellos, los relacionados con el turismo y ocio–  tiene en la generación de renta. Va unido a una serie de circunstancias diversas, entre las que debemos destacar: el avance de las técnicas estadísticas para medir resultados, en cierto modo intangibles a diferencia de los considerados hasta ese momento; la complejidad de los procesos productivos que reclaman una economía más intersectorial; y el avance de la ciencia y de la técnica que han originado una vida en sociedad que se diferencia radicalmente de la que se disfrutaba unas décadas atrás.

El último tercio del siglo XX nos ha sorprendido con un cambio revolucionario: un incremento de las transacciones económicas y la posibilidad de intercambios personales entre lugares muy distantes entre sí. Nos encontramos con el fenómeno de la globalización que determina un nuevo escenario, en el que las relaciones de producción han variado, con efectos sobre el volumen, cualificación y distribución del trabajo.

En este nuevo mundo hablamos de un hermosa ciudad: Cádiz que tiene características, saberes y sabores que la distinguen de otras. No quiero caer en una especialidad excluyente, no serviría para nada y más en estos tiempos. No obstante, no podemos olvidar, más bien tenemos la obligación de recordar, que es la ciudad más antigua de Occidente, que por su tierra han pasado culturas diferentes, y que a su puerto han llegado otras gentes que han ejercido gran influjo en su manera de ser,  llegando a ser Cádiz en el siglo XVIII una ciudad de comerciantes entre dos mundos, surgiendo como fruto del comercio la potente burguesía mercantil gaditana. Cuando no había las comunicaciones ni las modernas telecomunicaciones, que hoy tenemos la suerte de poder disfrutar, los muelles gaditanos se convertían en televisión, radio, teléfono…..salvando las distancias ¿Quien no recuerda las vivencias que en ellos hemos tenido ocasión de disfrutar?

Estas breves pinceladas, que nos recuerdan el pasado, deben servirnos para proyectar un futuro que, hoy más que nunca, el ser humano es capaz de conseguir. La utilización de conocimientos que hoy disponemos a nuestro alcance nos permite, con mas posibilidades que antes, ejercer la capacidad de decisión.

Cádiz tiene una privilegiada situación geográfica que la ha conducido a ser receptora de turismo. Sus inmejorables playas han constituido una fuente importante de ingresos. Sin embargo, no recibe el número de visitantes que como ciudad histórica es acreedora.

La unión de un patrimonio natural e histórico debe conducir a un grado de coordinación y vertebración a la hora de elaborar una adecuada oferta que articule tanto diferentes servicios y activos como la comercialización y promoción de una imagen global urbana de Cádiz. La cultura y el patrimonio histórico constituyen el fundamento de prácticas de ocio turístico en las ciudades. Cádiz reúne una  combinación adecuada de sol, playa, claridad, luz, cultura y patrimonio histórico.

Patrocinemos la creación de una “Marca Cádiz” que aparte de ser un reclamo turístico integre otras visiones. Tenemos que expandir la demostración de que Cádiz es la ciudad más antigua de Occidente, exigiendo su reconocimiento como tal y las obligaciones derivadas del mismo por las Administraciones Públicas españolas y por la Unión Europea. Tenemos que recuperar la imagen de Cádiz como puerta y ventana de Europa y América en el siglo XVIII y proyectar su actualización al nuevo escenario global, poniendo a Cádiz nuevamente “de moda”. Conseguir declarar el Centro Histórico como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO debe ser un objetivo. Hemos de tener una decidida voluntad colectiva que proyecte un espectacular Símbolo Emblemático de Cádiz.  Los cuatro hitos citados son propuestas presentadas por el Foro de Debate Cádiz 2012 y componentes básicos para el diseño y desarrollo de la “Marca Cádiz”.

No podemos olvidar que las actuaciones en cultura y patrimonio histórico están cada vez más consideradas como agentes del desarrollo económico y reclamo de las corrientes turísticas, siendo objeto de análisis como fuente de riqueza y atracción de nuevas actividades. Forma parte de la base de lo que se ha denominado desarrollo endógeno, o a nivel más desagregado, desarrollo local. Además, el patrimonio histórico está localizado por lo que es difícil su movilidad, lo que origina ponerlo en relación con las demandas turísticas que se están produciendo, ligadas a la denominada Civilización del Ocio .

La “Marca Cádiz” como imagen global urbana de la ciudad, producirá los efectos que la recuperación del patrimonio y las industrias culturales, en general, ejercen sobre el desarrollo económico. Por una parte, efectos sobre la base económica local y la ordenación urbana (efecto rescate del patrimonio),  utilizado como un factor de diversificación y ampliación de la estructura económica local y un medio de regeneración de espacios urbanos o incluso de modificación y consolidación de la imagen externa de una ciudad. Piénsese en el efecto del Museo Guggenheim de Bilbao expresión de reconversión urbana y oferta cultural. Por otra parte, efectos económicos directos e inducidos, principalmente sobre la creación de empleo, en un número elevado de actividades con alto componente tecnológico y de innovación.

Los ciudadanos son cada vez más conscientes de lo que representan las imágenes de sus lugares, conocido como el “marketing de los lugares”, no solo en lo que significa para la habitabilidad sino como proyección exterior que sirve de origen para la atracción de actividades productivas que tienen repercusiones sobre el crecimiento.

Recordar y vivir el pasado nos debe servir para asumir la responsabilidad de construir un futuro. Somos capaces de hacerlo.

Publicado en La Voz de Cádiz. 12.05.07



www.forodedebatecadiz2012.es